Our brides

S A L V A J E


"Things are worthy when we really feel the adrenaline of that moment in our blood", Wild.

Salvaje. Una chica que no necesita a nadie que le diga lo que tiene que hacer. ¡Que narices! Se sobra y se basta ella solita. Después de dejar a una inmensidad de capullos a sus espaldas y comer kilos y kilos de helado de chocolate entre lágrimas viendo The Notebook, ha conseguido encontrarse en esencia. Y se siente feliz, más viva que nunca. Preparada para enfrentarse a todo. Con pelo despeinado, bailando bajo el agua y descalza. Descubriendo nuevas experiencias y queriendo encontrar más y más. Eterna y loca juventud, hermosa y capaz de cualquier cosa. Mientras, acaba de descubrir S2.

S E N S U A L


"Many people prefer not to be noticed. But I do.
I want people to look at me"
, Sensual.

Sensual. Siempre le ha gustado ser el centro de todas las miradas. Es de las que eclipsa y sonríe de manera pícara al pasar cuando descubre de reojo que se han parado a contemplarla. Y lo sabe, sabe que es guapa, se siente guapa. Pero cuando su belleza se funde envuelta en S1 se convierte en inalcanzable. Logra sentirse invencible y sale pisando más fuerte que nunca. Una mezcla irresistible. Pasión, fuego, sensualidad. Puro y absoluto deseo.

C O Z Y


"My goal for my wedding is being dancing until 7am,
nothing can't stop me. Neither my dress"
, Cozy.

Cozy. El alma de cualquier sarao que se le plante por delante. ¡Qué princesas ni ocho cuartos! Cozy es una novia “de a pie” de esas que dicen ¡A la mierda los tacones de 15 cm y a bailar hasta que los pies nos aguanten! De las que se miran al espejo, se plantan su corona y salen a ser las auténticas dueñas de la pista. Cuando S4 llegó a su vida se enamoró de tal forma que no necesitó ver más, lo tenía claro. Era ella. Así, sin zapatos, sin adornos, sin florituras pero tan blanca, tan real, tan delicada y tan increíblemente deslumbrante.

S O P H I S T I C A T E D


"I can't imagine my wedding without white silk", Sophi(e)sticated.

Sophisticated. O Sophie, para los amigos, es de esas que no sale a la calle si no va de punto en blanco. ¿Moño y Chandal? ¡Estamos locos! Incluso para ir a por una barra de pan, ella va divinísima de la muerte. Siempre ha soñado con el día de su boda, con ese vestido perfecto bordado a mano y con una larga y sedosa cola. Entonces conoció a S3. Su vuelo, su movimiento, sus bordados. Esa perfecta combinación entre elegancia y estilo. Clase. Consiguió cautivarla por completo. Se sentía como una auténtica Audrey Hepburn en “My fair lady”. De hecho, Audrey Hepburn, con S3 habría tenido un final feliz.